Liebherr y su cruzada por la reducción del ruido

 

La reducción de los niveles de ruido de los refrigeradores tanto como sea posible parece ser la cruzada de Liebherr. Esta marca alemana que considera que la cocina es un templo en el que todo debe estar cercano a la perfección, trabaja desde algunos años para armonizar los sonidos en este espacio, y dejar en él solo las risas y voces de los comensales.

Liebherr, conocida por fabricar refrigeradores con tecnología de avanzada, da un paso adelante en esto hacer cada vez más silenciosos sus aparatos, introduciendo al mercado nuevos conceptos en lo que respecta a ventiladores, refrigerantes y compresores, piezas claves en la producción del ruido.

Pero ¿por qué los refrigeradores hacen ruido?

A todos nos parece completamente normal que un refrigerador haga algo de ruido. En el pasado, estos tenían un compresor y un termostato cuya función era trabajar en conjunto para mantener el nivel de temperatura de la unidad. Esta labor que, si bien dio a nuestros padres y abuelos la posibilidad de conservar por más tiempo los víveres, también añadió un sonido a la cocina que antes no existía.

No obstante, los hogares modernos apuestan no solo apuestan a la optimización de la energía, sino a la reducción de los decibeles de los aparatos en él. Esto ha hecho que las nuevas generaciones de refrigeradores sean no solo más amigables y eficientes, sino que además más silenciosos.

¿Cómo ha sido esto posible? Sencillo. Los refrigeradores actuales usan un refrigerante ecológico que es líquido cuando está frío y el cual es convertido en gas en medio de los cambios de fase (condensación, sublimación, etc.) Este proceso evidentemente puede causar un tipo específico de “siseo” o “burbujeo”, ruido que a diferencia del pasado, ahora es casi imperceptible.

 

 

Más silenciosos más modernos

Los ingenieros de esta marca alemana han trabajado arduamente en la minimización del ruido. Para ello se han enfocado en optimizar tres piezas básicas en el funcionamiento de los refrigeradores: compresores, ventiladores y refrigerantes.

• Dos en uno. En Liebherr se dieron cuenta que los compresores convencionales generalmente funcionan a alrededor de 3.000 rpm, lo cual genera mucho ruido. Así que buscaron la manera de controlar este factor, bajando la velocidad de los mismos y haciendo sus refrigeradores no solo más silenciosos, sino más eficiente en el consumo de energía.
• Ventilación de velocidad controlada. Al igual que los compresores, los ventiladores hacen ruido por lo cual la marca aplicó el principio anterior. Bajó la velocidad hasta el punto que garantice que la temperatura en el refrigerador se distribuya de manera uniforme y permanezca constante.
• Refrigerante más eficiente. El refrigerante R600a logra la misma temperatura fría que los refrigerantes anteriores pero con una presión más baja. Además, el circuito de enfriamiento usa menos energía, lo que minimiza el ruido.

 

 

Shhhhh refrigeradores y vinotecas trabajando

Los resultados de tales cambios y de la implementación de los mismos hacen que, tanto las unidades conservación de vinos como de refrigeración de Liebherr tengan la certificación Super Quiet como sello, lo cual garantiza un nivel de ruido similar al esperado en una biblioteca.

Muestra de lo anterior son el gabinete para vinos HWgb 5100 (48 pulgadas), la nevera/congelador CBS 1660 (30 pulgadas), o los modelos CS 1321 y CBS 1360 combinados (79 pulgadas) los cuales poseen esta distinción entre las tantas que acompañan a los aparatos de esta marca. La distinción Super Quiet garantiza que son aparatos que se encuentran por debajo de los 40dB, medida que los convierte en los más silenciosos del mercado.

En fin, Liebherr es sin duda el aliado perfecto si lo que se plantea es el diseño de una cocina abierta como centro del hogar o como espacio para compartir sin más bullicio que el que proporcionen los invitados a éste.

Leave a Comment