Smeg lo tiene todo

 

Las marcas de electrodomésticos tienen personalidad, unas se caracterizan por el uso de las tecnologías, otras tienen su punto fuerte en la resistencia de los materiales y otras, como Smeg, lo tienen todo.

La firma italiana de electrodomésticos Smeg no se deja encasillar en la belleza de sus productos. La marca presenta al público una propuesta integral en la que combina tecnología, altísima calidad, diseño y hasta arte clásicos.

Una variedad de líneas con distintas tendencias de diseño y hasta una aplicación móvil de control a distancia integran las múltiples ventajas de una marca que podría conformarse con la espectacular belleza de sus piezas, pero que en lugar de ello, siempre está reinventándose para sorprender e innovar.

El discreto encanto de lo vintage

La línea Años 50’ presenta una serie de electrodomésticos esmaltados en colores pasteles con formas redondeadas que recuerdan a la estética de esa década. Sin embargo, no desprecian la modernidad, ya que mantienen un funcionamiento de última generación a pesar de su pulida apariencia.

Esta línea intenta convertir a sus productos en íconos dentro del hogar. Su bandera es el frigorífico coloreado FAB28, pero incluye estufas, hornos, lavaplatos automáticos, batidoras y exprimidores entre otros.

 

 

Amor Siciliano

Traspasando las barreras de la funcionalidad, Smeg en asociación con la reconocida firma de diseño Dolce&Gabbana trae a las cocinas de los más arriesgados su línea Sicily is my love. Una colorida gama de electrodomésticos revestidos con los estampados y colores de la marca italiana que pretende llenar las cocinas de una indiscutible atmósfera siciliana.

Estos implementos de edición limitada mantienen una línea vintage pero están llenos de color y prometen ser artículos de culto dentro de la cocina. Es una línea ideal para coleccionistas y está dirigida a ofrecer un espectáculo visual en la cocina mientras cumple cabalmente con las funciones de cada equipo.

 

 

Máxima modernidad

Dolce Stil Novo es el nombre de la línea más exigente de Smeg. Toma su denominación del movimiento literario italiano del siglo XIII y se caracteriza por una estética limpia, sobria, discreta y de máximo lujo.

Acabados en bronce y acero inoxidable, vidrios negros y líneas impecables son toda una declaración de estilo y sobriedad. Es la prueba de que Smeg no sólo complace gustos extravagantes, sino que puede –y debe- estar presente en las cocinas de los más exigentes.

Hornos, enfriadores dinámicos, cajones multifuncionales, encimeras a gas, campanas, vinotecas y cafeteras conforman esta línea de gusto, tecnología y belleza superior.

La variedad de líneas y las diferencias en la estética de cada una de ellas, hace que dos electrodomésticos de esta misma marca, sean completamente diferentes entre sí, y sin embargo, todos tienen en común el haber sido concebidos y elaborados bajo la más estricta supervisión y detalle. Todo esto explica por qué arquitectos y diseñadores pongan a Smeg en el tope de sus listas de preferencias a la hora de diseñar una cocina de lujo.

Leave a Comment