Sistemas fotovoltaicos: el futuro en el presente

 

Lo verde, poco a poco, está dejando de ser una tendencia, para convertirse en parte de la norma en lo que a construcción se refiere. Cada día las regulaciones de gobiernos y entes municipales a este respecto se hacen más comunes. Visto así, los paneles solares y la energía limpia que su utilización implica, será la regla en los hogares modernos en poco tiempo.

Desde que Tesla lanzó su línea de tejas y techos solares en los que amalgaman tecnología de punta con diseño, todo parece ser posible. Cientos de competidores y opciones de todo tipo han salido al paso por lo que los arquitectos se encuentran ahora ante un mercado con materiales de construcción que convierten sus sueños ecologistas en realidad.

 

 

Dime donde está el proyecto y te diré que usar

En la actualidad los constructores y arquitectos que se inclinan por incluir energía fotovoltaica saben que para elegir el sistema correcto para sus proyectos deben informar al fabricante o proveedor tres cosas fundamentales: la ubicación, la cantidad de sol recibirá y la demanda eléctrica del mismo. Luego de esto los pasos a seguir tienen que ver con el rendimiento del sistema y la estética del mismo.

En lo que se relaciona con el rendimiento, en el mercado se manejan en la actualidad dos importantes opciones de sistema fotovoltaicos: los conectados a la red y los remotos. Lo mejor de ellos es que cada uno responde a necesidades específicas, por lo que la selección correcta es capital.

• Sistemas conectados en red. Si bien estos están hechos para absorber la luz solar, siguen estando conectados a la energía eléctrica. Entre las ventajas que ofrecen están que reducen el consumo eléctrico (entre un 60 y 90%) y que como no necesitan baterías de almacenaje como en el caso de los sistemas fotovoltaicos aislados (remotos), resultan más económicos. Su desventaja es que al dejar de funcionar la red eléctrica publica el sistema queda sin servicio.
• Sistemas remotos. Estos incorporan almacenamiento de energía en forma de baterías y, por lo tanto, pueden operar en caso de una interrupción de la red pública. Son perfectos para lugares en los que la red eléctrica no llega, pero suelen ser costosos porque a los componentes regulares del sistema se le suma las baterías en las que se almacena la energía solar.

 

 

Cuestiones estéticas

Atrás quedaron las preocupaciones por lo estético en cuanto a la integración de los paneles solares al diseño de casas y edificios. La tecnología aplicada a esto avanza aceleradamente lo cual ha sido recibido con beneplácito por dueños de casa y arquitectos. Así pues, ya los paneles solares no solo dejaron de ser armatostes antiestéticos en los techos de las casas, sino que ahora son piezas de diseño con una demanda en ascenso constante.

Entre las opciones más interesantes están las tejas solares que deben su desarrollo a la unión de nuevos materiales como el silicio amorfo. Este material ha permitido dar un toque estético al panel solar y crear diseños que las hacen parecer tejas comunes y corrientes.

Otra novedad con visión estética es la piel solar. Creada en Madrid por el diseñador Daniel Martín Ferrero, estas son estructuras de forma libre que integra paneles solares a la arquitectura de la casa, empleando el vidrio laminado fotovoltaico. El resultado es un material flexible, estético y funcional capaz de adaptarse a superficies curvas.

Además de los tejados y tejas solares creados por Tesla (leer Tejados solares lo nuevo en la arquitectura verde), la empresa holandesa ZEP B.V., ha desarrollado paneles solares fotovoltaicos integrados en tejas cerámicas. Estas no solo ofrecen todas las ventajas de los grandes paneles, sino que entre sus ventajas está el que pueden instalarse fácilmente.

Como verá, lo que en un momento fue una excentricidad es hoy el presente de la construcción. De hecho, los expertos aseguran que en 10 años, la mayor parte de las casas tendrán sistemas fotovoltaicos, así que si no sabe del tema, le invitamos a documentarse, porque la energía solar llegó para quedarse.

Leave a Comment