¿Los millennials transforman la cocina de mamá?

 

Los millennials entraron a la cocina de mamá para transformarla y convertirla en su nuevo centro de operaciones. Fogones, puertas de madera, espacios cerrados, utensilios expuestos quedaron en el traste cuando los nuevos dueños de las cocinas tomaron el mando.

La generación millennial llegó tumbando y capando, transformado el diseño, disposición y equipamiento de un lugar que cada día toma un mayor protagonismo. Gracias a las redes sociales, principalmente Instagram, la cocina -además de ser el centro de la actividad social- también se convirtió en el laboratorio de los platos que más tarde serán el anzuelo de likes en las redes. Por lo que la cocina, ya no es un ambiente tradicional, sino uno cada vez más tecnológico y sofisticado.

Menos es más

Debido a que las viviendas cada vez son más pequeñas y por ende, también las cocinas, los nuevos dueños de casa –esa generación que actualmente tiene entre 25 y 35 años de edad- apuestan por un diseño de líneas muy simples y limpias, con un mayor espacio de almacenaje y mucha iluminación.

Mesones limpios, con cada vez menos implementos expuestos, puertas lisas sin manubrios, electrodomésticos que puedan mimetizarse con la decoración de la cocina es la tendencia que los diseñadores han impuesto para agrandar los espacios. El uso de colores fríos como el gris, superficies duraderas en colores planos, espacio de almacenamiento con organizadores son imprescindibles para permitir a los anfitriones mantener todo en orden mientras atienden a sus invitados.

 

 

Gadgets en salsa

La cocina es el centro de reunión tanto de quienes están en casa, como de quienes se conectan desde lejos. Es por esto que la conexión wifi es indispensable en una cocina que además de cubiertos y platos, ahora también exhiben bases para tablets, monitores y tomacorrientes para cargar dispositivos. Y es que ahora las reuniones se hacen en la cocina y en ellas participan también los amigos y familiares a distancia. Así como los viejos recetarios han sido cambiados por tutoriales o páginas web.

Pero el internet no sólo llega a los dispositivos de comunicación. El IoT permite que varios de electrodomésticos sean controlados a distancia, como los lavavajillas de Bosch.

Seguro y simple

Nada de riesgos. Los millennials no gustan precisamente de los viejos fogones que pueden ocasionar accidentes o fugas de gas. En cambio, las placas de inducción –y con ellas las ollas de vitrocerámica- sirven como topes y al mismo tiempo cocinan sus platos con menos riesgos de quemaduras. Cuchillos de porcelana, vajillas irrompibles, contenedores amigables con los hornos microondas, son parte de los implementos que usa la nueva generación de cocineros.

Lujos y personalidad

Toda esta renovación no es nada si no viene acompañada por un elemento que muestre la personalidad del nuevo “chef”. Neveras retro como las de Smeg, una lujosa máquina de café espresso de Jura o una vinera Gaggenau darán la pista sobre los gustos de vanguardia de quienes cocinen u ordenen para comer en casa, siempre querrán presumir de su cocina.

Leave a Comment