Los fregaderos y cómo Franke les dio un puesto estelar en la cocina

 

En una cocina con estilo ninguna pieza está puesta al azar. Franke sabe eso, por ello sus fregaderos tienen un puesto estelar en la armonía que diseñadores de interiores y arquitectos arman en este espacio.

En resumen, para que un fregadero entre en el marco de lo que las tendencias dictan debe: ser de un material tan hermoso como resistente, tener un diseño adecuado al estilo de la cocina, poder adaptarse al uso que se le dé y, finalmente, ser fácil de colocar. Por fortuna, los fregaderos Franke cuentan con todas estas características, lo que los coloca en la cúspide de la categoría en este sentido.

Sin embargo, la marca -que tiene todo un amplio catalogo con diseños capaces de adaptarse a cualquier concepto de cocina-, ha hecho mucho énfasis en la introducción de materiales innovadores a la creación de fregaderos. Esto sin duda apunta a añadir estilo y distinción a lo que en el pasado fue quizás uno de los componentes más desestimados de la cocina.

Paleta de materiales Franke

El encanto del acero. El acero inoxidable es un clásico en lo que a la fabricación de fregaderos se refiere. La marca, de hecho, trabaja con este noble material desde hace más 100 años, razón por la cual éste se materia prima de muchas de sus creaciones.

Higiénico, fácil de limpiar y sobrio, el acero inoxidable es por mucho el material favorito de los grandes chef. No por nada las cocinas profesionales lo prefieren. Sin embargo, el acero inoxidable de Franke tiene particularidades muy especiales. Este tiene un contenido particularmente alto de níquel y cromo, lo que lo hace tan resistente al calor como al frío.

El acero inoxidable Franke, además posee un 70% de material reciclado lo que pone a la marca en sintonía con las tendencias mundiales en este sentido, al tiempo que permite ofrecer fregaderos de altísima calidad que son solo necesitan limpiarse con un paño jabonoso para que su superficie luzca como nueva.

 

 

La discreta elegancia del granito. Es duradero y antibacteriano, el granito dejo de estar en los pisos y en la encimeras para irse a los fregaderos. Franke en su apuesta por lo innovador incorporó este material a su catalogo y se anotó muchos puntos con diseñadores de interiores. Y es que el granito no solo es uno de los materiales con textura más dura del mundo, sino que también es uno de los más atractivos.

Los fregaderos de granito de Franke son elegantes, bellos y sobrios. La marca puso en el procesado de este material granito un brillo sutil que lo hace cálido al tacto y atractivo a la vista. ¿El secreto? Está compuesto por 80% de arena de cuarzo y 20% de resina acrílica muy dura. Esto hace que el fregadero tenga una superficie texturizada pero no es porosa que garantiza un alto nivel de higiene, además de una larga vida.

 

 

La expresividad del Fireclay. Este material es otra de las grandes apuestas de Franke. Cada fregadero de Fireclay es una obra artesanal. El Fireclay es una cerámica líquida, compuesta de cuarzo, arcilla china y caolín, que se inyecta en un molde a alta presión. Para su sellado final se necesitan 20 horas de horno a 2200 °F, proceso cuyo resultado desemboca en un material extremadamente duro, resistente a rasguños y al calor e impermeable a los ácidos y los blanqueadores. Posterior a esto, se le aplica un esmalte de acabado repelente a la suciedad, lo que significa que cualquier mancha, té o manchas de vino tinto se pueden limpiar simplemente con un poco de agua jabonosa.

Estos fregaderos están sujetos a rigurosos controles para garantizar que tengan la calidad de los productos de la marca.

La practicidad de la Tectonita. La Tectonita es un material exclusivo de Franke, y representa un gran avance en lo que se refiere a la incorporación de materiales sintéticos en la cocina. De textura única y con una apariencia impresionantemente similar al granito, los fregaderos de este material son el boom de este momento.

Este material 100% reciclable ofrece a diseñadores, arquitectos y usuarios finales una amplia gama de diseños y colores que pondrán un toque chic a cualquier cocina. Pero esto no es todo. La Tectonita es resistente al calor (hasta 300 ° C), es liviana en peso, y es inmune a impactos y golpes por lo que la pone por encima de los materiales similares.

Así pues, Franke supo cómo hacer del fregadero un actor principal, ahora le toca a usted decidir de qué material quiere éste se vista en su cocina.

Leave a Comment