La nueva casa de Apple, una nave nodriza para la manzana

 

El Disney de la tecnología, así le dicen a la nueva casa de Apple. Y es que Steve Jobs, no se conformó con brindar al mundo una serie de dispositivos que cambiaron la historia de las comunicaciones, decidió también trascender en la historia de la arquitectura al presentar su proyecto Apple Park antes de pasar de plano.

El nuevo complejo abierto en 2017 –dos años después de lo previsto-, aloja a la gran compañía de la manzana, en un edificio circular, que bien podría recordar a las naves nodrizas de la ciencia ficción.

Tecnología sin principio ni fin

El anillo, como también ha sido nombrada esta maravilla arquitectónica, fue diseñado por Norman Foster quien, en un espacio de 2,8 millones de pies cuadrados, ha logrado un complejo para alojar a los 12.000 empleados de la firma en el corazón de Sillicon Valley.

Este es un edificio circular en el que no se ha descuidado ningún detalle, ni siquiera aquello que es invisible a los usuarios. La premisa de la construcción ha sido: pulcritud, simplicidad y elegancia, cualidades pueden atribuírsele a cualquier producto de la marca. Y esto se debe a que más allá de querer crear un edificio, la visión de Jobs fue establecer un ícono que proyectara la vigencia de Apple durante al menos 100 años.

 

 

Como es adentro es afuera

Una de las principales características de esta edificación, son los esfuerzos por borrar las divisiones entre los espacios interiores y exteriores. Así pues, las paredes del anillo son de vidrios curvos de cuatro pisos de altura y las columnas de metal para soportarlos son del mínimo espesor necesario para que la vista al exterior es absoluta.

Por otro lado, el sistema de climatización no contempla aires acondicionados ni ventiladores, consiste en un entramado de tuberías de agua sembradas en los pisos y techos de hormigón, que replican dentro del edificio, la temperatura que se percibe fuera de él.

 

 

La joya de la corona

Dentro del admirado complejo, se ubica el auditorio Steve Jobs, el cual tiene como función el servir para las presentaciones de los productos, alojar jornadas de capacitación para sus empleados y eventuales conciertos.

Es un reciento equipado con todas las comodidades. En el área de prensa, mil butacas con asientos de piel para el público general, Wi-Fi de altísima calidad para que todos los asistentes puedan hacer transmisiones en vivo, sistema de sonido insuperable y pantallas de cristal curvado.

Por si fuera poco, todo el techo del edifico está cubierto de paneles solares, lo que lo hace autosustentable. Además, tiene un huerto central de árboles frutales que favorece la oxigenación de sus trabajadores y todo su diseño está orientado a proveer a sus usuarios un ambiente de confort y belleza para el trabajo de adultos profesionales en contraste con la moda de los edificios con ambientes infantiles como el de su rival Google.

Leave a Comment