Gaggenau combina con la modernidad

 

Gaggenau ha entendido que la modernidad exige cocinas que tiendan al minimalismo y la elegancia. Los hogares requieren de todos los implementos que la tecnología brinda para hacer de la cocina una tarea más cómoda, pero siempre buscando que estos no sean los protagonistas.

Así pues, la marca alemana Gaggenau se distingue por sus altos niveles de calidad, además de la elegancia de sus piezas que se ajustan con toda facilidad a las exigencias de las cocinas más modernas.

 

 

Calidad a prueba de toques

Uno de los sellos característicos de Gaggenau es su alto control de calidad basado en una rigurosa inspección a cargo, literalmente, de las manos y ojos de los más expertos. “Los Artesanos” como se autodenominan, usan la tecnología en el ensamblaje de sus piezas pasando por estrictos métodos de prueba. Sin embargo, la última palabra la tienen los expertos que se dedican a probar e inspeccionar una a una y personalmente cada equipo antes de salir de la fábrica. Este detalle, hace la gran diferencia.

 

 

Profesionalismo y calidez

El trabajo de la cocina doméstica es cada día más sofisticado. Los abundantes programas y publicaciones de cocina han acercado la técnica de los chef a las mesas familiares haciendo que los cocineros hogareños se exijan a sí mismos cada día un poco más. La búsqueda de esa perfección no solo tiene que ver con alimentos de primera calidad sino también con equipos que permitan aplicar técnicas de primera.

Los equipos de Gaggenau están diseñados para cumplir las exigencias de un chef de alta cocina: durabilidad, resistencia al alto tráfico, materiales de primera calidad que ofrecen seguridad al usuario para disminuir al máximo accidentes… todo cuidando la estética que requiere una cocina sofisticada.

Elegancia y discreción

El protagonista es el plato, no la cocina. La tendencia se decanta por lucir una estética colorida, trabajada, artística, pero en los platos, no en la cocina.

Privilegiar los alimentos como protagonistas de toda la actividad culinaria hace que los implementos con los que se preparan queden –al menos visualmente- en un segundo plano. Gaggenau es una marca que comulga perfectamente con estos principios, tal como lo manifiesta la estética limpia y elegante de sus líneas. Los equipos de esta marca combinan perfectamente con los sistemas de empotrado cubierto y sin manijas que muestran al espectador superficies lisas.

La marca alemana aunque exhibe con orgullo sus más de 300 años de fundada, no se queda en el camino y apuesta todo a evolucionar para cumplir –como hasta ahora- con los gustos de los clientes más exigentes y vanguardistas.

Leave a Comment