Zaha Hadid: arquitectura con nombre femenino

 

Si la arquitectura mundial le pusiera un nombre femenino a su arte, ese sin duda, sería Zaha Hadid. La arquitecto británica- iraquí, dejó un sello indeleble en un mundo de creaciones voluptuosas en el que la belleza, originalidad y funcionalidad, esconden un profundo sentido de trascendencia.

Sus diseños pasaron del papel a las obras de forma tardía, pues siempre estuvo adelantada a su tiempo. Su partida, a los 66 años, dejó el vacío que suelen dejar los grandes genios. Este mes, en el que se celebra el día internacional de la mujer, hemos querido hacer un paneo por parte de su obra.

 

 

Colección de primeras veces

Zaha Hadid fue pionera en muchos campos durante su carrera. Tal vez su más importante alcance, fue el ser la primera mujer en ganar el Pritzker ArchitecturePrize en el año 2.004, pero también abrió paso al género en algunos otros aspectos.

Fue la primera mujer en diseñar un museo en Norteamérica -el Lois and Richard Rosenthal CenterforContemporary Art– abierto al público en Ohio en 2003. En 2014, Hadid fue también la primera mujer en ganar el premio al Diseño del Año del Museo de Diseño en Londres por el HeydarAliyev Center. Un complejo cultural construido en Azerbaijan, en el que las curvas se adueñan del espacio en una impresionante estructura que parece flotar.

Por si fuera poco, es considerada una maestra que forzó los límites de lo posible en la combinación de materiales como el concreto, metal y vidrio en sus estructuras típicamente curvas.

Belleza en las matemáticas

Una niña que se decante por estudiar matemáticas a nivel universitario no es común y menos lo es, que luego de obtener su diploma, se decida a estudiar una carrera como la arquitectura. Pero si además contextualizamos la historia en el Bagdad de 1950, es mucho más peculiar.

Esa es la historia de Zaha Hadid, quien luego de obtener su grado en la Asociation Architectural School en Londres en 1972, continuó su vida universitaria como docente por muchos años en casas de estudio tan prestigiosas como Columbia, Harvard, Yale y la Universidad de Artes Aplicadas de Viena.

Sin embargo, su historia fuera de las aulas no fue sencilla. Lo ambicioso de sus proyectos y -como no- su condición de ser mujer, no facilitaron que sus diseños saltaran a la realidad por mucho tiempo. De hecho, el primero de sus proyectos que logró construirse fue el Vitra Fire Station en Alemania, entre 1989 y 1993.

 

 

Un legado atemporal

Tras la muerte de Hadid en 2016, 36 obras quedaron pendientes por construirse. Pero, además, existe ya una corriente de estudio en la que se incluye su trabajo llamada “Arquitectura deconstructivista”.

Un tema interesante sobre la obra de Hadid es la cantidad de premios que cada una de ellas se ha llevado. De hecho, el más reciente fue al Hotel Morpheus de Macao, China, el cual ha sido galardonado con tres Premios a la Excelencia por el Council on Tall Buildings and Urban Habitat (CTBUH)
Este impactatante hotel inaugurado en junio de 2018, se caracteriza por sus tres orificios y su retorcida fachada geomética. El edificio es el primer exoesqueleto de gran altura con forma libre del mundo que, gracias a su retícula geométrica estructural, no necesita pilares ni muros de carga internos, permitiendo una mayor flexibilidad en la creación de espacios interiores. Es pocas palabras una joya arquitectónica.

La huella de esta prolífica artista en la arquitectura la hace digna de contar entre las muchas mujeres que han cambiado la historia del mundo.

2019-03-11T18:12:43-05:00marzo 12th, 2019|Diseño y Tendencias|
>