Los paneles solares llegaron para quedarse

Los paneles solares dejaron de ser solo una tendencia de moda para convertirse en una necesidad. El cambio climático ha impulsado a autoridades, arquitectos y constructores a trabajar unidos y pensar en edificaciones más sustentables y empáticas con el entorno.

California es el primer estado de Estados Unidos en adoptar el mandato de energía limpia. Es por eso que, a partir del 01 de enero de 2020, los paneles solares sobre nuevas viviendas de poca altura (esto incluyen casas unifamiliares y viviendas multifamiliares de tres pisos o menos), será mandatorio. Sin embargo, según la Agencia Internacional de la Energía (AIE) China es el mayor inversor global en el sector energético ($315.000 millones en 2016) y en países como Chile, Turquía, México y Uruguay el uso de estos en su infraestructura ha ido incrementando.

A este respecto la AIE, en su informe Inversión Global para el sector Energético 2016 (World Energy Investment 2016), afirma que la inversión en las tecnologías renovables como la energía solar debe crecer si la economía global pretende estabilizar el clima.  Por fortuna, gobiernos, arquitectos, constructoras y diseñadores han mancomunado esfuerzo para la introducción de los paneles solares en la estructura de las edificaciones sea progresiva.

Mejorar el diseño y favorecer al clima

Algo que sin duda ha ayudado a que la introducción de los paneles solares en las edificaciones familiares sean cada vez mejor recibidas es el cambio en el diseño de estos. Conocidas empresas tecnológicas como Tesla, Panasonic y LG trabajan arduamente en propuestas más ligeras, eficientes y por supuestos estéticas.

En este sentido, los paneles fotovoltaicos transparentes sin marco y de vidrio, son lo más novedoso. Estos paneles solares utilizan la misma tecnología de células de silicio y materiales de un panel estándar, pero en lugar de estar montado en un material de soporte opaco, las células se intercalan entre dos carcasas de vidrio. Visualmente más atractivos, los paneles de vidrio son además más duraderos los paneles de células de silicio. Otra ventaja que ofrecen es que son más resistentes al peligro de incendio y también son menos propensos a la erosión.

En cuanto a su instalación, estos a menudo se integran a los tragaluces, incluso hay opciones que pueden usarse como ventanas solares, lo que sin duda añade innovación al concepto residencial. Esta  última estas ventanas solares se utilizan principalmente en Europa, en la actualidad.

Tesla hasta el techo

No conforme con fabricar vehículos solares, Tesla lanzó tejas solares. El diseño de estas tejas solares fotovoltaicas, tienen además de todas las ventajas de la energía solar, un atractivo único, pasan completamente desapercibidas.

Otra ventaja es que estas tejas solares son mucho más duraderas que los materiales del techo estándar que se utilizan comúnmente en la actualidad. Además, Tesla ofrece un interesante catalogo que permitirá al propietario final de la vivienda, como al arquitecto o constructor escoger la opción que más convenga al estilo de su casa (vidrio de la Toscana, vidrio pizarra, vidrio con textura y azulejos de cristal liso).

Piel solar

Los pesados y gigantes paneles solares han quedado en el olvido. Empresas como Sixtina Solar (empresa de diseño ubicada en Boston) y el MIT trabajan en el desarrollo de concepto de paneles solares de aspecto personalizado.

Los ingenieros del MIT,  han creado un producto que ha denominado “piel solar” que permite a los paneles solares minimizar la apariencia de sus módulos solares. Estas pieles fotovoltaicas permiten que los paneles coincidan perfectamente con el color y la estética de sus tejas del techo sin interferir con la eficiencia o la salida del panel.

Como puede verse, ya la tecnología solar dejo de ser algo excéntrico solo para activistas de la ecología, a una tendencia mandatoria en las construcciones del futuro próximo.

2019-01-23T16:53:25-05:00enero 29th, 2019|Diseño y Tendencias, Innovación|
>