El World Trade Center cambia su traje de luces

El World Trade Center, una de las estructuras más emblemáticas e imponentes de la gran manzana, se une a la lucha en contra de las emisiones de carbono, cambiando todo su sistema lumínico.

La huella de carbono es el término adjudicado al total de las emisiones de gases invernadero de un individuo o colectivo y su impacto sobre el medio ambiente. La disminución de la emisión de estos gases tiene un efecto significativo en la mejora de la calidad de vida por lo que se ha convertido en un objetivo común en la modernización de construcciones icónicas en el mundo.

Brillo responsable

La Autoridad  Portuaria de Nueva York y Nueva Jersey encargada de gestionar el complejo, ha decidido actualizar todo el sistema lumínico del World Trade Center  con el objetivo de disminuir sus emisiones de CO2 y su consumo energético.

En este sentido, los más de 13.000 puntos de iluminación repartidos entre sus edificios y áreas comunes, serán sustituidos por iluminación LED de alta eficiencia energética, cuya efectividad se espera medir en el ahorro de 715.000 dólares durante el primer año, que se repetirán distante los 10 años siguientes.

El consumo eléctrico, espera reducirse en 6.4 millones de kilovatios hora y la emisión de gases, en 4.700 toneladas al año.

Constellation llevará la luz

La compañía Constellation, filial de Exelon Corporation con sede en Baltimore, es la encargada de la reforma que se enmarca en el Programa de Garantía de Rendimiento de Ahorro de Energía de la Autoridad Portuaria. Este proporciona recursos para desarrollar e implementar oportunidades de ahorro energético.

El proyecto que ya comenzó a llevarse a cabo y que se espera culmine para finales del 2019, consta de una inversión de 7.9 Millones de dólares e incluye la actualización del centro de seguridad para vehículos, el central chiller plant, el área de plataforma y tarifas PATH, el centro de transporte y las áreas comunes.

Además la iluminación ascendente del Oculus (centro de transporte) será reemplazada por nuevas luces puntuales azules, rojas y verdes que podrán ser controladas por el personal a través de un panel.

Con esta renovación, no sólo se apunta a un espacio más amigable con el medio ambiente, sino más sustentable, pues la reducción del gasto en la reposición de luminarias y mantenimiento de la misma es significativa.

2018-12-19T13:16:41-05:00diciembre 19th, 2018|Diseño y Tendencias, Innovación|
>