El servicio postventa, la manera de convertir un cliente en un fan

 

Cada día existe una mayor variedad de vendedores de cualquier artículo. Si un usuario quiere adquirir una nueva cafetera puede dirigirse a una tienda, llamar por teléfono a un programa de televentas, o comprarla por internet. Sin embargo, ninguna de estas vías en sí mismas aseguran una relación comercial que trascienda el mero hecho de la compra.

Un cliente es aquel que se sirve de los productos o servicio que le brinda una empresa en determinado momento. Un fan, es aquel que se siente identificado, comprometido y leal a una empresa o personaje por la experiencia que este le ha brindado en alguna circunstancia, y he aquí la clave para una relación comercial permanente.

En el caso de los electrodomésticos, el cliente además de buscar la cocina más rápida o el refrigerador que mejor conserve sus alimentos, también busca alguien en quien confiar, a quien recurrir cuando cualquiera de estos artículos presente una falla, requiera de una actualización o simplemente, necesite ser reemplazado.

Es por ello que la atención postventa es la clave para que un cliente eventual, se convierta en un fan que no dude en ningún momento en recurrir a su proveedor, cuando sea necesario.

 

 

La respuesta hace la fama

Según un estudio de Vision Critical, el 80% de los entrevistados no está dispuesto a comprar en negocios cuyas reseñas sean negativas. Por el contrario, un cliente satisfecho, generalmente convierte cliente frecuente y trae consigo, al menos dos nuevos gracias a sus recomendaciones. Esta es la importancia del boca a boca, la estrategia publicitaria más económica, fuerte y letal que existe.

En La Cuisine International, la respuesta al cliente ha sido el pilar fundamental de nuestro crecimiento. Durante el año 2014, experimentamos un ascenso del 100% en nuestros números y esto se debe en gran medida, a la gestión postventa hacia nuestros clientes que se contabilizan en casi 5.000 casos atendidos de manera satisfactoria anualmente.

Mientras más sofisticado sea un electrodoméstico, más importante y necesaria es una buena gestión postventa. Estadísticamente hablando, se ha comprobado que los artículos de última generación requieren de, al menos, una reparación anual, por lo que un cuerpo técnico disponible y bien preparado hace la diferencia y convierte a un comprador ocasional, en un integrante fiel de nuestra familia y en un fan de nuestro servicio.

En LCI sabemos con certeza que la combinación de productos de la calidad con servicio son la clave del éxito de nuestra empresa. Y es que, como afirma nuestra Gerente de Logística Conchita Pérez, caminamos junto con los clientes desde el momento en que se enamoran de los productos hasta más adelante cuando hacemos la instalación en su hogar. “Por eso siempre vuelven o se convierten en nuestro mejores promotores, en nuestros mejores publicistas”, asegura.

Parte de nuestra filosofía de servicio postventa es satisfacer las expectativas del cliente, pues un cliente satisfecho es un evangelizador en potencia, un fan enamorado no solo del producto, sino de la estructura que está detrás.

Leave a Comment