Copperland house: el ejemplo del regreso de la madera a la arquitectura

 

Todos los días la arquitectura intenta integrar un nuevo elemento a su oficio. Nuevos materiales, nuevas maneras de ajustarse al espacio o de distribuirlo, nuevas maneras de hacer más ecológica la construcción. Sin embargo, dentro de lo nuevo, siempre hay alguna que otra cosa antigua que es descubierta o retomada con innovadores procesos que los adecuan a las necesidades actuales. Una de estas es la madera.

Sempiterna compañera de la construcción, la madera vuelve a tomar un importante protagonismo en los días en que la arquitectura se preocupa por ser más verde. Este noble material que desde siempre ha embellecido y dado forma a los hogares humanos, vuelve ahora a formar parte de las fachadas e interiores gracias a tratamientos que la han hecho más resistentes a los elementos y más durable.

 

 

Casa de madera con diseño original

Las maderas frondosas térmicamente tratadas son la más innovadora tendencia en la arquitectura. Y la casa Copperland, en Indianápolis, es el mejor ejemplo de su uso. Este proyecto –el primero en su tipo para Haus Architects- combina integración paisajística con la aplicación de materiales innovadores alrededor de un triple objetivo: conseguir un hogar moderno, modesto y eficiente en el uso de la energía.

La vivienda situada en desnivel de una colina, como resultado de un juego óptico, parece acoplarse a ella. Su diseño es una mezcla de sencillez de formas y armonización de materiales (madera y hormigón).

El volumen rectangular del exterior de la casa, se rompe con una cubierta parcialmente volada. El uso de la madera en este proyecto está concebido como una pantalla para impedir que el agua llegue a las paredes, lo cual es posible ya que la madera de fresno usado para el recubrimiento exterior ha sido tratada térmicamente.

 

 

Madera tratada, madera inmunizada

El tratamiento de la madera la hace más ligera, incrementa su dureza, reduce su humedad a contenidos de entre 6 y 2% y la transmisión térmica. Esto la hace resistente a hongos xilófagos pero no inmune. Sin embargo, los expertos recomiendan tener cuidado con determinados insectos xilófagos que tenga estadio larvario.

La madera modificada en el exterior de la casa Copperland no tiene aplicado ningún barniz, lo cual tiene la intención de que adquiera un color gris oscuro con el paso del tiempo y permita a la vivienda resaltar entre el verdor que la rodea. El fresno exterior se prolonga al interior, pero en un color más claro para combinar con las vigas y el mobiliario de la casa.

Beneficios de la madera modificada

• Durabilidad: la resistencia de la madera termotratada es de 15 a 25 veces superior. Esto se debe a la eliminación del polisacárido, y a disminución de humedad en unos 50-90% en comparación con madera no tratada.
• Impermeabilidad: este tipo de madera acumula de 4 a 5 veces menos agua, debido a la reorganización de las cadenas del carbón- hidrógeno en la estructura de madera después del tratamiento a la que es sometida.
• Estabilidad: como el proceso de tratamiento térmico cambia la estructura molecular de la madera, ésta disminuye su peso. Estos factores reducen variaciones de las dimensiones de madera relacionadas con humedad.
• Color: las maderas tratadas obtienen un color marrón que es constante en toda su profundidad.
• No dañan el medio ambiente: los tratamientos a los que son sometidos estas maderas no perjudican el ecosistema. Además, al menos en los Estados Unidos, los árboles que se usan para extraer estas maderas son replantados.

Así pues, la madera continua siendo el material noble del que la arquitectura seguirá echando mano por un buen tiempo.

Leave a Comment