Caucho: el revestimiento de las casas modernas

 

No. No es una broma. En estos días en que la arquitectura se vuelve hacia lo natural, lo ecológico y lo autosustentable, la incorporación del caucho a muchas construcciones no es más que un paso lógico.

Y es que, aunque muchos no lo recuerden, el caucho proviene de la savia de un árbol, la Hevea. Su impermeabilidad y resistencia eran muy bien conocidas por culturas ancestrales que la usaban tanto para hacer sus vestimentas inmunes a las lluvias y como para crear balines de goma que encendidos les servían para atacar a los enemigos.

Sus beneficios vuelven a saltar a la palestra. Capaz de amortiguar el sonido y tan resistente al fuego como a la radiación ultravioleta, los constructores han encontrado en el caucho un material versátil que puede ser moldeado en casi cualquier forma, razón por la que en la actualidad hay muchos proyectos lo usan como el revestimiento asegurar que sus obras puedan ser resistentes a la inclemencia del tiempo y los años. Aquí tres buenos ejemplos de ello:

 

 

El CDGIA (Centro de Dinámica de Grupos y Análisis Institucional), Bélgica (Dethier Architecture). Este edificio que está en el parque científico Sart-Tilman en Bélgica, tuvo recursos muy limitados para su construcción por lo que en él se usaron materiales industriales de bajo coste y se le hizo techo sin alero y cubierto de láminas de goma, para minimizar su mantenimiento. ¿El resultado? Una obra maestra de luz natural en el día y un alucinante faro de noche. Todo por el contraste entre el techo impenetrable y las fachadas revestidas de paneles de policarbonato. A esto se le suma la estética industrial de su interior la cual está compuesta por divisiones de cristal, el piso de hormigón pulido y los techos de acero. Prueba de que a veces tener menos presupuesto da más espacio a la creatividad.

 

 

La casa en traje de buceo, Austria (Pichler Architek). Ubicada en la ciudad de Viena, si bien esta casa es un modelo del manejo de energía eficiente, lo que llama la atención es su revestimiento en goma que, a manera de traje de buzo, la convierte en una construcción hermética. Las paredes debajo del caucho están construidas con paneles de madera laminada cruzada. Adicionalmente, tiene paños de lana de roca, intercalados entre los paneles, y las ventanas de triple acristalamiento aseguran que la casa esté altamente aislada del ruido.

Texel Holiday, Holanda (Benthem Crouwel Architects). Situada en la isla de Texel, cerca de la costa de los Países Bajos, la casa está hecha a la usanza de los “schapenboeten” de la zona. Su construcción es todo un homenaje al pasado del lugar. En ella se combinan materiales como la madera -usada en paredes y techo- y caucho líquido HB S-200, que fue empleado para crear un acabado impermeable. Como detalle interesante se colocaron capas de redes de pesca de colores, lo que le da la fachada una apariencia de casa de juegos.

Una vez más el conocimiento ancestral contenido en la naturaleza ayuda al hombre a generar belleza y a echar mano de esa creatividad que ninguna tecnología puede igualar.

Leave a Comment