Built-In de Bosch, la nueva mejor amiga de los fans del espresso

 

Bosch sabe que el sabor y la potencia de un espresso bien hecho no tienen comparación. Es la forma más pura de disfrutar un buen café y hasta la prueba más exigente de los baristas. Sin embargo, la bebida con más fans en el mundo, se viste de 3 trajes nuevos para deleitar a sus enamorados y presentar las bondades de la Built-In de Bosch, la nueva mejor amiga de este tipo de café.

 

 

Helado caliente espresso

Si su nombre es una locura, lo es más aún el sabor de esta bebida. Se trata de la combinación entre dos raciones de café espresso, recién salido de la máquina, combinado con la espuma de leche en una tasa fría y coronado con una cucharada de helado de vainilla y sirope de caramelo… ¡una delicia! Y aunque parece un postre digno de un restaurante, es perfectamente posible prepararlo en casa.

La máquina Built-In de Bosch permite preparar dos bebidas diferentes o iguales al mismo tiempo, por lo que el tiempo de preparación de los espressos no será problema. Por otro lado, el aroma del postre se mantendrá a pesar del frío del helado, pues Bosch ha dotado a esta máquina del sistema AromaPro, específicamente diseñado para potenciar el aroma del café gracias a la aplicación de la presión necesaria sobre el grano.

Espresso especiado

Para sorprender a los invitados o para una tarde lluviosa, nada mejor que un café especiado. Se trata de una infusión de té chai en leche caliente y espumosa, mezclada con café espresso y espolvoreada con virutas de cacao.

¿Cómo obtener esa cremosa leche coronada de espuma? Ordenando su preparación desde cualquier lugar de la casa utilizando la App Home Conect, que permite manejar la Built-In de Bosch de forma remota. Además no será necesario preocuparse por la descalcificación de la máquina. El sistema de limpieza a vapor, eliminará cualquier residuo de la leche en segundos.

 

 

Espresso helado con coco

El protagonista de nuestros delirios, un buen espresso, servido esta vez en un vaso con fondo de azúcar morena, se mezcla con helado de coco, se corona con espuma de leche y se adorna con polvo de canela y coco rallado y tostado.

Si quiere disfrutar de un sabor más o menos intenso, la Built-In le permite regular el tostado del grano de café para ajustar la intensidad del sabor a su gusto, además sus sensores de alerta le avisarán cuando sus niveles de agua o de café no sean suficientes, porque el placer de esta bebida/postre no puede ser interrumpida por un accidente.

Las bondades de la Built-In de Bosch son tan variadas como las formas de disfrutar de un espresso, entre ellas la de disfrutar de las otras presentaciones clásicas del café con solo pulsar un botón: latte, machiato y capuchino en las cantidades que desee, en sus manos.

Leave a Comment