5 tendencias que se cocinan para 2018

 

En enero, el KBIS mostró a arquitectos, diseñadores, constructores y público en general qué depara 2018 en materia de tendencias para baños y cocinas. Aquí resumimos cinco de las corrientes que reinarán en el año que está comenzando.

Lo ecológico entra a la cocina

La llamada conciencia medioambiental está inundándolo todo. Desde la tendencia por la compra de alimentos orgánicos hasta la de electrodomésticos Eco-Friendly, lo ecológico es un punto de honor en la cocina. Por eso no es de extrañar que en 2018 prosperen las cocinas diseñadas con materiales naturales. Texturas inclinadas hacia la madera, los metales o la piedra dominarán este espacio. Lo artesanal, ganará espacio y se impondrá sobre los artículos hechos en serie. Esto habla de piezas casi únicas y de cocinas irrepetibles.

Metales nobles, colores preciosos

Sin duda las piezas de acero inoxidable seguirán imperando: electrodomésticos, tiradores, y grifos casi indestructibles, es la promesa básica de este metal. No obstante, en 2018 se van a derribar muchos mitos, y el uso de grifería de latón cobrizo u oro rosado será una tendencia muy fuerte. Y en lo que se refiere a electrodomésticos y sus colores, los colores metalizados serán el boom. Para muestra, el refrigerador Golden FAB de Smeg, que es sin duda, una apuesta al cambio de esquemas en la cocina.

Dark is beautifull

Las paletas oscuras se impondrán en 2018. Los colores claros e inmaculados y difíciles de mantener quedaron en la prehistoria. En los nuevos diseños de cocinas se juega con las combinaciones de gris oscuro y negro, así como el azul marino, el verde botella y los tonos marengo, al igual que con el inmortal binomio del blanco y el negro. Y es que los colores oscuros acompañados de toques de iluminación aportan elegancia y refinamiento a este espacio del hogar que tanta importancia tiene.

Espacios más que abiertos

Los espacios abiertos que integran cocina y comedor y que han imperado en los últimos años, seguirán siendo tendencia en 2018. No obstante, este concepto de plata abierta tipo loft parece ampliarse para ofrecer más versatilidad y flexibilidad de diseño. De esta manera se genera una interacción en el hogar y se crea un ambiente social de mayor movilidad y amplitud de usos, pues se convierte a la cocina en un lugar relajado y menos formal.

 

 

Luz natural

La iluminación es un punto importante en la cocina. Los platos y alimentos deben tener buena luz no solo para ser apreciados, sino para ser preparados correctamente. Es por eso que en 2018, el uso de grandes ventanales tan anchos como altos, son el punto fuerte de la iluminación. Estas ventanas que, además proporcionan ventilación, sirven para crear una sensación de amplitud visual y sofisticación que genera una atmósfera especial.

Leave a Comment